Vera | Actualizado: 30-12-2016 10:24hs

Cuando la Navidad se viste de color solidario

6711_64328732155_signos_01.jpg

El Centro Ciudadano Vera llevó a cabo un proyecto colectivo llamado “Signos Solidarios” que despertó otra visión y espíritu para vivir las fiestas de fin de año.

Un grupo de mujeres estacionadas en calle San Martín de la ciudad de Vera, rodeadas de bolsas y cajas, saludan a una joven con su bebé en brazos, le entregan un regalo y la chica pregunta “¿Cuánto cuesta?”, recibiendo como respuesta la frase “Nada, es nuestro obsequio para vos”. La joven se sorprende, agradece, entrega un par de abrazos y sigue su camino con una sonrisa… La entrega de los Signos Solidarios ya ha comenzado, luego de varios meses de trabajo, dedicación y mucho amor puesto en acción.

La historia inició en el mes de septiembre, cuando el Centro Ciudadano Vera (CCV) diseñó una nueva idea que culminaría días antes de Navidad: construirían junto a toda la comunidad Signos que evoquen un período del año de encuentros y entrega; signos que conformen una red de labor conjunta, donde la solidaridad resida en regalarnos entre todos productos de nuestras propias manos.

La propuesta consistía en elaborar esos Signos: juguetes, móviles, artesanías, accesorios, almohadones, veladores, etc., de tela, papel, madera, cartón e hilo. Lo importante era que existan ganas de crear y dar; ganas de dibujar, moldear, pintar, escribir, armar, coser; ganas de obsequiar lo mejor de uno, para que otros reciban esa muestra de afecto y solidaridad.

El proyecto empezó a crecer, arribaron diversas donaciones de materiales, y otras organizaciones de la sociedad civil se sumaron, como la Asociación Teresa Misionera de la Caridad, que trabaja con niños con discapacidad; la Escuela del Km. 302, donde los estudiantes crearon junto a sus docentes; tal como también sucedió en el C.E.R. Nº 476 “Hilario Ascasubi”.

Más de 200 Signos Solidarios fueron construidos, entre mates, charlas y un sinfín de momentos; horas y horas creando, pegando, cortando, ensamblando, diagramando.

Pero los miembros del CCV no se quedaron sólo en eso, sino que fueron por más: crearon 200 pan dulces, símbolos de este período de festejos, para que los ciudadanos tengan algo para compartir en Nochebuena junto a sus seres queridos.

Así, el pasado jueves 22, visitaron diferentes instituciones por la mañana, para entregar los Signos Solidarios e intercambiar un beso, un abrazo, y demostrarles a sus integrantes que “estamos acompañados, que siempre hay alguien que piensa en ellos y que deseamos que estas fiestas sean transitadas en paz, armonía y amor”, según lo explicado. Luego de la gira, se instalaron en calle San Martín e comenzaron la conexión con quienes cruzaban por allí, cruzando miradas, diálogos y un sentimiento de profunda gratitud.

Lejos del consumismo habitual que reina en diciembre, la ciudad de Vera se vio movilizada por un proyecto que llegó a emocionar a todos, que produjo un ambiente de felicidad y demostró que la Navidad no reside en regalar el que tiene al que no tiene, o entre los miembros de la familia, sino que también puede ser transitada como un momento donde nos regalamos entre todos, donde creamos un objeto con nuestras propias manos que quedará para siempre en el hogar y el corazón de un otro desconocido.

visitas: 321

Herramientas

A+ A-
Agregar a favoritos
imprimir
enviar por email