Provincia | Actualizado: 29-12-2016 11:13hs

El Ministerio de Salud brindó recomendaciones para bañistas

6710_84162600617_banistas_01.gif
Ante las altas temperaturas registradas, la cartera sanitaria abogó por la necesidad de tomar conciencia de los riesgos y de la importancia de extremar las precauciones durante el verano.

El Ministerio de Salud de la provincia, a través de la Coordinación del Nodo Salud Reconquista Región I, brindó recomendaciones a tener en cuenta en el comienzo del verano y ante la necesidad de tomar conciencia de los riesgos que conllevan las prácticas acuáticas.

En ese sentido, el coordinador Raúl Medina recordó que durante el verano “el agua es el elemento natural de entretenimiento tanto infantil como de los adultos, pero también hay importantes riesgos, por lo que es necesario extremar las precauciones”. 

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Medina remarcó que “con el fin de evitar ahogamientos en piscinas, ríos, arroyos o playas, es necesario tomar conciencia de los peligros que conlleva el agua y las prácticas acuáticas, por lo que se debe extremar las medidas de seguridad”.

“Respetar los tiempos de digestión, utilizar solo las zonas vigiladas destinadas a bañistas, aprender las técnicas de rescate y no perder de vista a los niños en el agua son algunas de las prevenciones que hay que tener en cuenta, a fin de evitar sustos y tragedias”, enumeró el coordinador.

Mencionó, además, que los ahogamientos “son la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional en el mundo y suponen un 7 % de todas las muertes relacionadas con traumatismos, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que calcula que en el mundo mueren cada año por ahogamiento 372.000 personas”.

NORMAS DE SEGURIDAD

El funcionario aconsejó “no bañarse en zonas no habilitadas; evitar bañarse mientras se está haciendo la digestión, por lo que se recomienda no ingerir comidas abundantes antes del baño, no consumir alcohol y entrar en el agua cuando hayan transcurrido dos horas, para prevenir un corte de digestión”.

“Hay que tener en cuenta que cuando se hace la digestión, la sangre se concentra en el aparato digestivo y se reduce la oxigenación. Esto, unido a un cambio de temperatura al pasar de un medio a otro, a menudo provoca vómitos, baja en las pulsaciones o pérdida del conocimiento, que pueden derivar en un ahogamiento”, explicó Medina.

Acerca de las zonas habilitadas como playas en ríos o arroyos, sostuvo que “para evitar accidentes, los bañistas deben informarse antes sobre la configuración del fondo, las corrientes, lugares resbaladizos o rocas, para evitar heridas o lesiones”. Puntualizando, del mismo modo, que “no se debe empujar a nadie al agua, ni correr por el borde de piletas, ni saltar al agua sin fijarse antes si hay alguien sumergido alrededor”.

El coordinador indicó que “los bañistas deben permanecer en las zonas menos profundas y cercanas al borde en la pileta”, mientras que en la playa “se recomienda nadar en paralelo a la costa, sin alejarse y cerca de los guardavidas”.

“En cualquier caso, aunque se sea un nadador experimentado, lo mejor es no bañarse en solitario en lugares apartados del resto, porque pueden producirse calambres o mareos, que dificultan la salida a la superficie y crean situaciones de pánico”, sugirió.

Entre las recomendaciones, enfatizó que “no hay que bañarse en zonas prohibidas y siempre se debe hacerlo en zonas vigiladas por socorristas y habilitadas al efecto”. En relación a las piletas de clubes, recordó que las instalaciones deben disponer de un botiquín de urgencia y socorristas capacitados.

Por último, el funcionario manifestó que “para prevenir los mareos y la deshidratación, se recomienda beber abundante agua, cubrir la cabeza, utilizar cremas con elevado índice de protección y evitar la exposición prolongada al sol”. Además, remarcó que “cuando se percibe que hay alguien en peligro, se debe avisar a los socorristas y pedir ayuda de inmediato”.

visitas: 317

Herramientas

A+ A-
Agregar a favoritos
imprimir
enviar por email