Región | Actualizado: 21-12-2016 08:22hs

Principio de solución al tema de los hacheros

6703_47614178340_sosa_hacheros.jpg

El senador Sosa consideró el acuerdo un “broche de oro” a varios meses de gestión. Una reunión celebrada en Tartagal permitió encontrar una salida a un problema que desde hace tiempo viene debatiéndose en el norte del departamento Vera.

Del encuentro participaron el ministro de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, el senador provincial por Vera, Osvaldo Sosa, la coordinadora del Nodo Erica Rubiolo y la delegada de la Zona Norte del Ministerio de MA, Roxana Crudelli, los presidentes de comuna de Tartagal, Ramón Ledezma e Intiyaco, Walter Villalba, propietarios y trabajadores del monte afectados por la aplicación de la Ley de Bosques Nativos, lo que le dio un marco de auténtica representatividad.

El debate permitió escuchar las distintas campañas de los sectores involucrados y que se ven obligados a suspender las tareas de obraje, lo que genera una profunda incertidumbre desde el punto de vista social, dado que más de 500 familias se ven impedidas de trabajar para producir leña y carbón que le generan el sustento diario.

Desde el punto de vista de los propietarios, ante la fría aplicación de la Ley 26331 les conviene “suspender la actividad y evitar sanciones, puesto que tienen  otras alternativas de ingresos”.

Una situación muy distinta es la que describen los “leñadores de susbsistencia” que tienen leña cortada sin poder comercializarla, con el agravante de que no saben si podrán seguir desarrollando un trabajo que hasta ahora fue su medio de vida.

Uno de los afectados le hizo ver al ministro que “una cosa es cortar leña con motosierras y otra -muy diferente- es arrasar el monte con topadoras. La Forestal explotó durante décadas el monte y nosotros venimos haciéndolo desde hace mucho tiempo y el bosque sigue siendo una fuente de recursos, ya que solo se afecta el 2% de la superficie existente que supera el millón de hectáreas”.

El ministro Speranza tomó nota de cada detalle, dado el compromiso del gobierno provincial de encontrar una solución al tema y considerando que “el futuro exige blanquear la actividad para la explotación racional del monte cumpliendo con las normativas vigentes, un trámite que lleva su tiempo pero que se tratará de reducir al mínimo sin interrumpir el trabajo que cada uno bien realizando”.

A tal fin, el funcionario puso a disposición de esta situación “toda la estructura ministerial para que los técnicos vengan al terreno y empiecen a ordenar la actividad”.

En esta alternativa “todos deben actuar responsablemente, los propietarios interesados que deben comprometerse en el Plan de Manejo, con un protagonismo importante de los gobiernos locales en el registro de quienes desarrollan esta actividad, con la visión de incorporarse al sistema como monotributista”, señaló Speranza.

En cierto sentido, fue muy positivo el aporte realizado desde el Centro Comercial e Industrial de Vera -que el ministro se documentó- para abonar la idea con la intención de ser “lo más flexible posible”.

El presidente comunal anfitrión, Ramón Ledezma, agradeció la presencia de todos los que aportaron para consensuar una alternativa posible y aclarar algunos conceptos.

El senador Sosa también agradeció al ministro Speranza “la predisposición que tuvo desde el inicio de esta cuestión mostrándose muy dispuesto a encontrar una salida legal en contra de lo que tradicionalmente se vino haciendo hasta ahora”.

En conclusión, se puede seguir cortando leña mientras, en los próximos días, los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente recorrerán los distritos afectados para evaluar la situación, programar la actividad futura en función de los planes de manejo y emitir las guías como lo establece la ley para comercializar la producción.

Finalmente, pudo respirarse un aire de alivio entre los presentes por cuanto se pudo incorporar al hombre en el eje de la discusión, dado que el problema no solo pasa por la conservación del bosque sino también por el aspecto humano que la fría aplicación de la normas, a veces, originan un efecto no deseado generando un problema social del que alguien debe hacerse cargo.

Todo indica que así se entendió por parte del gobierno, por eso el optimismo volvió a reinar al final de la reunión.

visitas: 799

Herramientas

A+ A-
Agregar a favoritos
imprimir
enviar por email